Turismo

En el Perú existen muchas ciudades que atraen al viajero por su belleza ecológica y mágica que encierra en sus recóndita ubicación cierto misterio, tal es el caso de Aguaytía, una villa, capital de la provincia de Padre Abad, en Ucayali, que se encuentra como un poblado intermedio entre Tingo María y Pucallpa y que encierra en su precioso entorno natural los más bellos y místicos escenarios de la selva peruana.

Entre los sitios turísticos que esta encantadora ciudad tiene para el viajero se encuentran el Puente del Velo de la Novia además de otro que se ubica sobre el Río Aguaytía y que permite el tránsito peatonal entre las diferentes zonas de la villa y sobre todo sus increíbles atractivos.  Otro punto de interés de la Villa es el Malecón de Aguaytía que actualmente luce un muro de contención para prevenir el desborde del río Aguaytía; aquel permite una estupenda vista del Río, así como también cuenta con espacios para el descanso de los transeúntes y se presenta como un sitio ideal desde el cual conseguir bellas fotografías.

Otro punto turístico bastante visitado de Aguaytía es la famosa catarata El Velo de la Novia  que es la cascada de mayor caudal en el sitio; aquella  posee una caída que se precipita en dos saltos de 40 y 60 metros respectivamente que desembocan en una piscina natural de agua donde es posible nadar en medio de la frondosa vegetación circundante.

En Aguaytía además se encuentra la Ducha del Diablo, espacio conocido con dicho nombre porque la precipitación del agua cae sobre una roca que con el tiempo y el caer incesante del agua, parece haber formado el rostro de un ser demoniaco. Una catarata más de la zona es Santa Rosa, a la cual se llega tras una hora de caminata  y que tiene una altura de 150 metros que se precipitan sobre una poza de agua en cuyo fondo es posible observar, por efectos de la luz, la formación de arcoíris.